Renovando energías

En nuestro Tribunal se almacenan en forma física, todos los legajos de los docentes de la región educativa veintitrés, con sus ocho distritos, estimados en una cifra que gira en torno a los 9.000. 



Esta situación, que en principio no implica problema alguno, se complica cuando se piensa que el cableado del edificio es antiguo, obsoleto para lo que en la actualidad se requiere  y que no está exento de riesgos.

Además, muchas de las tareas que realizamos a diario implican un constante uso de las TIC. 

Para contribuir a la seguridad y eficacia de nuestro trabajo, nada mejor que contar con una renovación del cableado, una reubicación de las conexiones y una adecuada distribución de la iluminación.



Por eso queremos agradecer la tarea realizada por los electricistas Felipe y Damián Schreiber, quienes hicieron de nuestro edificio, un lugar más seguro.